Seguidores

sábado, 26 de noviembre de 2011

Tú, decides.

      

                       Es difícil de asimilar, al menos para mi, que aún hoy, no seamos capaces de encontrar la felicidad, claro que nuestro pasado y antepasados no nos han dejado un camino en el que la búsqueda de la felicidad, sea nuestra meta mas importante; un camino de "mia culpa", de obligaciones y devociones por y para los demás, de desprecio hacia lo desconocido y hacia el cambio, la hipocresia de "sé tu mismo", pero no te muestres, sólo enseñame aquello que quiero ver..son un lastre, unas cadenas que arrastramos casi en silencio y muchas veces no siendo conscientes de ellas.
             Y es que nos han enseñado a cultivar con esmero nuestro ego y no nuestro yo; un ego que arranca de cuajo la posibilidad de ser nosotros mismos, la finalidad de complacer nuestras necesidades mas profundas y necesarias para ser felices en este mundo, sin importarnos lo que piensen los demás al respecto.
              Cómo ser nosotros mismos, si nuestro ego nos enseña a dudar, a discriminar, a  recelar, a esquivar..cómo ser nosotros mismos cuando el miedo y la inseguridad nos acechan en cada esquina, nos bloquean y nos impulsan a la no acción. Vivir, es acción; es tomar decisiones; cada uno tiene su camino, algunos están al principio, otros al final, el caso es que , hagas lo que hagas, tus decisiones dirán quién eres, porque estas, definen nuestras vidas, modelan nuestro pasado, presente y futuro y a pesar de los errores, cada dia, trae nuevas alternativas y un universo de posibilidades que nos podemos perder, dejando a nuestro ego, al libre albedrío.
               El ego, es una invencción de nuestras mentes, pero por suerte, nuestro yo, es puro y duerme en nuestro corazón; nuestro yo, puro, es indestructible, inamovible y aunque aletargado por nuestro ego, siempre estará ahí, esperando ser activado y una vez activado, no hay vuelta atrás; su poder y su fuerza, es mas grande que cualquier miedo o frustración, sólo hay que aprender a escucharlo.
                Escucharlo, sentir nuestro interior, buscar en la calma y en la no acción de nuestro ego.Lo difícil, es localizar y neutralizar el ego, porque desde que nacemos, nos ponen sobre la mesa, una baraja de supuestos básicos, que nos repiten hasta la saciedad, que nos hacen pensar y sentir, que sin duda, es la realidad, nuestra realidad y nuestra única certeza.
           Hay veces, que necesitamos a alguien que nos abra los ojos, hay veces que no necesitamos a nadie porque los acontecimientos hablan por si solos y de repente despiertas del letargo en el que estabas sumido y sin mas, todo se vuelve nítido  otra vez, o por primera vez.
            Por qué guardar en un cajón nuestros pensamientos y emociones? por qué nos quieren con una máscara de hipocresía? por qué no podemos ser nosotros mismos?
             Porque sin duda somos mas manejables cuando somos un rebaño de ovejas, una masa que repira miedo y deconfianza hacia el prógimo y hacia la vida.Porque somos controlados para que no salgamos del camino de la colectividad, porque el individualismo nos da poder, y libertad de pensamiento y de acción y aquellos que tienen el poder, tienen miedo de perderlo.
              Porque el miedo, también rige el poder, porque el poder, es un estado de nuestro ego.
              Asique, ejerzamos nuestra libertad de ser nosotros mismos y no quedarnos estancados en nuestros miedos, en nuestro ego; tienes la posibilidad, el derecho y la obligación de decidir tu camino y encontrar tu propia felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada