Seguidores

sábado, 4 de febrero de 2012

Un cuento: Sofía.


Sofía llegó a una casa nueva.
Se deslizó por el pasillo con la esperanza de una sonrisa, que inaugurara su nueva vida.
Sigilosa, silenciosa y con cierta timidez; empujó con las yemas de los dedos,la puerta de su nueva habitación. 
-Pero..aquí hay demasiada oscuridad..-Sintió Sofía en un escalofrío.
Sofía tuvo que poner varias lámparas y muchas velas.
-Quizá así, resulte mas acogedora..-

Al principio, la ilusión y la esperanza, la hicieron fuerte y a pesar de que a Sofía, nunca le gustó la oscuridad, sino que mas bien la detestaba, consiguió hacer su pequeño hueco en aquella habitación de velas que se gastaban por doquier , un armario lleno de bultos y eso si,una cama confortable, que la engullía todas las noches;a la cual se aferraba cuando se sentía triste, frustrada y culpable.

Y era demasiado amenudo, cuando se sentía de esa manera y tanto era así, que sin darse cuenta y muy lentamente, empezó a sentir, que se consumía y que desaparecía.
Sofía, volvió a sentir ese escalofrío pasado, pero esta vez, fue tan profundo, que tuvo la necesidad de huir.El dolor, la soledad, se habían apoderado de ella.

Una noche de Luna Nueva, Sofía, tuvo una intensa pesadilla y despertó tan asustada, tan cansada y con tanta ansiedad, que se puso el abrigo y las zapatillas encima del pijama y saltó a la calle en busca de ayuda.

-Por favor, necesito ayuda.- suplicó entre lágrimas a uma transeúnte que sonreía.
Le explicó con gran inseguridad y torpeza, todo lo que había estado sintiendo durante aquel tiempo y la llevó hasta su oscura habitación.

-No sé qué debo hacer, debo quedarme y volverlo a intentar, ya he podido con la oscuridad más de una vez?-pensó Sofía en alto.

-La pregunta, chica linda, no es qué debes hacer, sino qué quieres hacer y tampoco se trata de poder o no poder, sino de desear o no desear-le contestó la transeúnte que sonreía.

-Respecto a la oscuridad de tu habitación, linda chica, no hay mas oscuridad, que la que hay dentro de ti; vayas donde vayas, encontrarás la oscuridad, porque ella, va contigo.-

La transeúnte que sonreía, se quedó contemplativa unos segundos con la vista puesta en la pared de aquel cuarto" oscuro-no-oscuro".Se acercó decidida y sin perder la sonrisa, retiró unas cortinas negras con gran esfuerzo y tras el cristal de aquella ventana, Sofía divisó las luces de una ciudad, la suya.
Corrió hacia la ventana y la abrió de par en par.
Una brisa helada entró hasta su alma, que respiró en paz y una leve sonrisa, apareció en su rostro.

-Quizá ,solo tienes que retirar las cortinas, para que entre la luz, linda chica.-

-Pero cómo no me he dado cuenta de que había unas cortinas y una ventana!!-

-Porque en tu cuarto, sólo había oscuridad, lo recuerdas? Además, nadie te enseño, que en esta habitación, había cortinas y mucho menos, una ventana.  


Análisis por numerología del nombre Sofía; del griego;sabiduria.

Naturaleza Emotiva:

Naturaleza diligente, cuidadosa y emotiva. Tiene originalidad, adquiere intelectualidad y recibe autoridad. Ama lo posible y lo imposible. Le gusta sentirse realizado y mejorado.

Naturaleza Expresiva:

Es ardiente. Se expresa por medio de su dinamismo y su fogosidad. Busca la sobriedad, la soledad y la solemnidad. Ama todo lo que es limpio y luminoso.

Talento Natural:

Es mente de pensamiento amoldable. Se expresa como pensador liberal y fácil de congeniar, muestra facilidad para dar forma grata a las creaciones de una imaginación siempre fecunda. Recibe aumento en las empresas que requieren de gusto artístico, destreza en la coordinación y ejecución y cierto humor e idealismo en el logro de los resultados. Ama las cosas del amor, del honor y de la familia.
Podría destacar en profesiones como oradora, escritora, actriz, pintora, música, humorista, hostelera, comediante, estilista o comerciante.

Número de Suerte: 6

Luna Nueva:
Según los ciclos de la mujer,llamada también, fase de la bruja, cuando coincide con el ciclo menstrual.

Fase de introspección, momento para escuchar su interior,su cuerpo.Las energías se vuelven intuitivas y experimenta una mayor interacción con sus sueños.Es momento de dormir y soñar, de bajar el ritmo de vida, es la oportunidad de encontrar solución a los problemas y de aprender y aceptar el pasado y la incertidumbre del futuro.Esta fase,le permite elevar su espiritualidad y conducir sus energías hacia su yo mas profundo.

-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada